contabilidad

La financiación de la empresa

Introducción tipos de financiación Financiación propia y ajena (econosublime) Seis proyectos crowdfunding que acabaron en estrepitoso fracaso 10 años de la caída de Lehman Brothers Documental - Consecuencias económicas cuándo explotan las burbujas especulativas Mapa conceptual Apuntes en pdf

Recursos educativos.

 

La asignatura se centra ahora en un aspecto vital para el empresario como es la financiación. Para invertir, primero tenemos que financiarnos y uno se financia para invertir. Piensa en tus padres....se financiaron para comprar una casa (invertir). En el mundo empresarial es lo mismo, aunque hay dos maneras diferentes de hacerlo. Por un lado con fondos pertenecientes de una u otra manera a la empresa y de otro, con fondos de terceras personas o ajenos.

Los apartados de este tema son:

1. La financiación propia.

2. La financiación ajena.

 

Cuando un emprendedor tiene en mente una idea de negocio, la mayor parte de sus pensamientos giran en torno a dos ideas fundamentales: ¿en qué voy a invertir y cómo voy a conseguir los fondos necesarios para afrontar estas inversiones?. La inversión es lo primero. La financiación, lo segundo.

Hay varias formas de clasificar de dónde vienen esos fondos. En esta asignatura nos centraremos sólo en distinguir la financiación propia de la ajena:

Financiación propia: son aquellos fondos que son propiedad de la empresa, como el capital aportado por los socios.

Financiación ajena: es propiedad de terceras personas (físicas o jurídicas), como sería el caso de un préstamo bancario.

 

1. La financiación propia

Cómo financiar mi negocio

 

Como hemos dicho, vamos a distinguir entre financiación propia y ajena. La primera, pertenece a la empresa y proviene bien de los beneficios obtenidos o de los fondos de los socios en el proceso de creación de la empresa. Vamos a ver primero que puede hacer la empresa con sus beneficios.

 

1. Pago de dividendos: que sería el dinero que cada año, perciben los socios por su participación en la empresa. Es un dinero que sale de ella y por tanto, no es autofinanciación

2. Pago de impuestos. Las personas jurídicas también tienen sus obligaciones con Hacienda, la más importante, el Impuesto sobre Sociedades (IS). También sale de la empresa y tampoco es autofinanciación

beneficios empresariales

3. Constitución de reservas. Hay parte del beneficio que la empresa guarda por distintos motivos en forma de reservas. Pueden ser las reservas legales (las SA están obligadas a reservar un 10% de sus beneficios netos hasta alcanzar el 20% de su capital), reservas estatutarias (obligadas también por estar reflejadas en los estatutos de la empresa) o bien voluntarias u otro tipo de reservas. Las reservas constituyen una fuente de financiación interna, propia y además de enriquecimiento, pues se usan para aumentar su capacidad productiva.

4. Creación de fondos de amortización: es beneficio que se constituyen como fondos de amortización, para mantener su capacidad productiva. Refleja la pérdida de valor o depreciación de los bienes de la empresa. La depreciación, recordamos, es por varios motivos. Por el paso del tiempo, por su uso o la depreciación tecnológica u obsolescencia, que es por la aparición de productos más modernos (un Ipad se deprecia aunque lo guardes nuevo en la caja y no lo uses nunca.)

La amortización es una financiación interna, propia y como hemos dicho, de mantenimiento. En el balance aprenderás bastante más sobre ella.

5. Constitución de provisiones: las provisiones son beneficios reservados para hacer frente a posibles gastos futuros (no seguros pero posibles). Es debido a un principio contable que verás más adelante. Por ejemplo, si la empresa es denunciada y puede hacer frente a una multa millonaria, debe constituir provisiones ...'por si acaso'. Es una financiación interna, propia y de mantenimiento.

 

2.1. El capital social

Cómo conseguir la primera inversión para una startup? | Entrevista en TV2

 

El capital social está formado por las aportaciones iniciales de los socios (dinerarias o no). Estamos acostumbrados a usar la palabra capital como una cantidad de dinero que una persona posee pero jurídicamente, aunque en economía ya has visto que “capital” incluye algo más que el dinero. Por tanto en este caso, capital social significa una deuda para la empresa con los socios que la crearon y que sólo debe ser devuelta en caso de disolución de la sociedad.

socios peleándose

Es una cifra que como has estudiado puede tener un mínimo (3.000€ en el caso de las sociedades limitadas y 60.000€ en el caso de las anónimas) pero esta cifra puede ser mayor. Es una cantidad cuya función es dar una garantía para las obligaciones contraídas con terceros. Si es alto, da confianza a proveedores, entidades financieras a las que puedes solicitar un préstamo o a futuros inversores.

La cifra del capital social siempre puede aumentar (o incluso disminuir) si la sociedad lo desea y sigue los procedimientos que la ley establece.

Recuerda por último, que el capital social se divide en participaciones en el caso de las sociedades limitadas y en acciones en el de las anónimas.

La ampliación de capital supone una fuente de financiación para la empresa. Consiste en permitir la entrada a nuevos propietarios o bien aumentar la participación de los actuales.

oficina apalancate